Hoy no se que escribir, por lo que voy a escribir de nada o de todo. Y creo que es preciso hablar sobre las nuevas reacciones "emoji" que Facebook, a partir de ayer, nos ha proporcionado para expresar nuestras emociones. Para los que no saben, desde este miércoles, Facebook además de darnos la tan conocida opción "Like" para algún estatus o comentario; ahora sosteniendo el cursor sobre la manita "Like" se despliega un menú con las opciones "love", "jaja", "wow", "triste" y "enojado(a)". Y ¡Me encanta! 

Sin embargo, he escuchado muchos comentarios al respecto. Y el más mencionado es que los usuarios solo querían un botón que diga "no me gusta" o "dislike". Me pregunto una y mil veces por qué Facebook no nos dió esa opción, si aparentemente era tan fácil agregar el "no me gusta" a un desplegado de "emojis". 

Personalmente, a este desplegado de "emojis" le hizo falta uno. ¿Cuál? A mi me hace falta que Facebook tenga la opción "obsessed" u "obsesionada". Es decir, para bien o para mal, mi mente tiene dos maneras de funcionar: o "no me gusta" o "estoy obsesionada" y lo amo y me encanta. Para fines prácticos a esa obsesión le llamo pasión por esto o aquello. Sentirme apasionada por algo me ha ayudado a estar donde me encuentro y realizar lo que más me gusta todo el tiempo. Aunque claro que a veces esa obsesión me perjudica ya que me concentro tanto, que pierdo noción de mis "deberes"; por ejemplo, ahorita estoy obsesionada con terminar este post. Por eso digo que el "emojji" de la obsesión es una necesidad personal.

Y hablando de obsesiones, quiero compartir esta receta con la cuál estoy obsesionada. Soy una amante del pan en todas sus presentaciones y esta no es la excepción. Este es un pan de plátano con un "twist", tiene moras y canela. El sabor acidito de las moras combinado con lo dulce del plátano es una verdadera delicia. Voy a comenzar por nombrar los ingredientes, sin dejar de mencionar que yo modifiqué la receta original a mi gusto.

INGREDIENTES

1 tz. de azúcar granulada (dividida en 3/4 tz y 1/4 tz.)

1/2 tz. de mantequilla pomada (sin sal)

1/4 c. de sal

2 plátanos muy maduros

2 huevos

7C. de "buttermilk" (o crema agria o yogurt natural en la misma cantidad)

1c. de extracto de vainilla

1c. de bicarbonato de sodio

1c. de canela molida

2 tz. de harina integral (pueden usar harina blanca en la misma proporción)

2 tz. de moras (pueden ser congeladas quitándoles los cristales de hielo)

Precalentar el horno a 375 F (190 C). Engrasar un molde para pan de 9"x5"x3" con mantequilla y azúcar. Por lo regular "enharinamos" los recipientes con mantequilla y harina, pero esta vez y solo esta vez vamos a usar mantequilla y azúcar, sin olvidar quitar el exceso de azúcar.

En un recipiente mezclar 1/4 tz. de azúcar con la canela, y dejar aparte.

Con la ayuda de la batidora cremar la mantequilla y agregar el azúcar en forma de lluvia hasta obtener una mezcla homogénea. En un recipiente aparte, mezclar los plátanos, los huevos, la vainilla, la sal y el bicarbonato de sodio. Verter la mitad de esta mezcla en la batidora y enseguida agregar 1 tz de harina, batir hasta obtener una mezcla uniforme y repetir hasta incorporar los ingredientes. 

Las moras y mi ayudante.

Inmediatamente agregar las moras y mezclar a mano de forma envolvente. Colocar la mezcla en el molde para hornear y espolvorear en la parte de arriba el azúcar y la canela hasta cubrir completamente.

Hornear  de 45 a 50 minutos o hasta que el picadiente salga limpio. Cabe mencionar que las orillas estarán café oscuro y crocantes. Y no olvide que una vez cocida la mezcla el pan tendrá una partidura en la parte superior media. 

Desmoldar una vez que el pan esté completamente frío. Pero pueden partir las rebanadas aún estando el pan en el molde, una vez que hayan pasado de 15 a 20 min fuera del horno.

Pueden guardar las rebanadas en una bolsa ziploc y congelar. ¡Espero que lo disfruten!

Comment